El Fitness nos confunde

19 Febrero 2019

El Fitness nos confunde

Los gimnasios y centros de Fitness en su búsqueda desesperada por clientes han perdido el objetivo principal para lo que fueron concebidos; mejorar la condición física de las personas de la forma más segura posible a través de un programa de acondicionamiento muscular integral.

Tal y como se mencionó en el post anterior, los 5 aspectos clave del Physical Fitness son: mejora de la fuerza, mejora de las resistencia cardiovascular, mejora de la movilidad articular, ayuda a la mejora de la composición corporal y la disminución del riesgo de sufrir lesión.

Por esta razón el Fitness actual se ha convertido en un circo que alimentado por las redes sociales ofrece una amalgama de productos que en el nombre de la modernidad del siglo XXI ha diluido la idea inicial del concepto "to be fit".

fitness recreativo

Si analizamos las causas de tal deterioro de la palabra "Fitness", podemos encontrarnos con la necesidad imperiosa por hacer clientes, especialmente de las grandes cadenas de gimnasios, las cuales necesitan crear verdaderos parques temáticos y abarcar una amplia variedad de perfiles de clientes para cubrir un amplio espectro de necesidades.

Este hecho, no es malo en sí mismo, pero ha provocado que el objetivo real del Ejercicio Físico basado en estos 5 aspectos sea mezclado y diluido entre aspectos que se alejan de nuestra idea de Ejercicio y se dirigen hacia lo que consideramos actividades de recreación y deporte.
 

El Fitness (y para nosotros el concepto Ejercicio), desde nuestro punto de vista, no debería confundirse con la recreación y el deporte. 

El objetivo de muchas personas, como analizaremos posteriormente, es el de realizar ejercicio a través de la recreación.

Pero...
 

El objetivo de la recreación no es el mismo del ejercicio. La recreación es divertida, nos sirve para escapar de la rutina, socializar…Es muy importante para la salud mental.

Podemos contar con infinidad de actividades que nos sirven para este propósito. Cada una de ellas puede provocar mayores o menores efectos relacionados con el ejercicio. Actividades de ocio/deportivas como: caminar, ciclismo, bailar, esquiar, tener sexo, nadar, levantar pesos,… estas actividades no tienen por qué adecuarse a nuestra definición de ejercicio per se, aunque muchas veces las realicemos en el nombre del ejercicio.

El hecho de que muchas de estas actividades nos suban las pulsaciones no tiene por qué significar que se acerquen a los parámetros que se comentaron en el post anterior. Lo que significa que cuanto más se aleja una actividad recreativa de la función principal de estimular la musculatura de forma eficaz, eficiente y segura, más se aparta del concepto de ejercicio, encaminándose hacia la recreación.

Como veremos a través de este blog, la práctica de muchas de estas actividades recreativas se relaciona con un elevado índice de lesiones y con la falta de estímulo específico en determinados músculos.

La mezcla entre ejercicio y recreación que se observa en los centros de Fitness ha provocado que se asuma de forma errónea que cualquier movimiento o actividad por sí misma sea ejercicio y que éste tiene que ser divertido.

Según Ken Hutchins, basado en los principios aprendidos de Arthur Jones, existen 5 distinciones entre ejercicio y recreación:

Ejercicio versus Recreación

1. El EJERCICIO es LÓGICO. La RECREACIÓN es INSTINTIVA

El ejercicio es lógico. Es la búsqueda estratégica para engañar a los mecanismos protectivos del cuerpo humano. Para poder realizarlo lo ideal es disponer de un ambiente clínicamente controlado.

Necesitamos llevar al límite a nuestro cuerpo con la máxima garantía de seguridad. Se requiere de una adecuada intelectualidad y conocimiento. De otra manera nuestros mecanismos protectivos no nos permitirán la estimulación que buscamos. La recreación no busca esta lógica ni intelectualidad. Es caprichosa y antojadiza. Es lo que nos gusta y es más instintiva. Aunque no significa que muchos de los gestos técnicos requieran miles de horas de práctica hasta ser automatizados y aprendidos de forma óptima.

Voy a poner un ejemplo con mi persona. Me encanta el Snowboard, lo practico actualmente con mi hijo de 8 años, el cual ya empieza a ponerme en dificultades en muchas bajadas. Cuando realizo esta actividad tengo claro que el objetivo no es ejercitar mi cuerpo, sino disfrutar de mi actividad, mejorar los giros, los apoyos, sentir la naturaleza a mi manera, estar con mi familia y amigos,...lo hago porque me gusta y lo disfruto. Evidentemente que ejercito mis músculos, faltaría más, pero la condición física me sirve como medio, junto a la habilidad técnica adquirida durante 25 años, para disfrutar de mi objetivo recreativo y/o deportivo. No intento ponerme en forma haciendo snowboard, aunque evidentemente en ciertos aspectos lo hago, más bien utilizo una condición física mejor que la gran mayoría de personas de mi edad para disfrutar todavía más de esta actividad. Además, me puedo permitir practicar Snowboard con mayor seguridad y menor riesgo de lesión que muchas personas con menor fuerza y peor condición física.

entrenamiento para snowboard

Mis sesiones de ejercicio son intensas, breves (15-20 minutos) y poco frecuentes (cada 4-5 días). Debo confesaros que mi instinto busca excusas casi siempre antes de entrenar, cosa que no hace cuando voy a realizar una actividad recreativa. Mi instinto huye de situaciones de estrés, quiere tranquilidad y un escenario no hostil... Mi intelecto me dice que debo de enfrentarme voluntariamente a una situación de estrés porque me comportará beneficios en el medio, largo plazo, pero mi instinto me dice que NO.
 

Esta es la razón por la que el ejercicio bien entendido debe conllevar una parte de intelectualidad y comprender el porqué se hace, ya que nuestro instinto nunca querrá enfrentarse a una sesión de entrenamiento realmente productiva, simplemente porque lo saca de su zona de confort.

2- El EJERCICIO debería ser UNIVERSAL. La RECREACIÓN es una elección PERSONAL

El ejercicio es universal, ya que se basa en la función músculo-esquelética del cuerpo humano. Nuestra raza tiene en esencia los mismos movimientos articulares y por ende, debe estimular la musculatura de la misma forma. Por lo tanto, los mismos principios nos rigen a todos. En términos generales, el ejercicio es en esencia, el mismo para todos. Evidentemente con sus variaciones en carga, volumen, tiempo de trabajo, selección de ejercicios...pero estos aspectos no cambian la naturaleza general del ejercicio.

La recreación es personal y cada uno escoge la que cree más conveniente y le apetezca.

A mi me gusta el snowboard, a otros les parece una tontería. A mi no me gusta la zumba, ni el golf, a otros les parece fantástico. Pero todos nos beneficiamos de un cuadriceps más fuerte más allá de nuestra actividad diaria y/o deporte que hagamos.

3- El ejercicio es GENERAL. La recreación es ESPECÍFICA

En lo que respecta a la adquisición de una habilidad técnica, el ejercicio es general.

El principal objetivo del ejercicio es físico, lo que lleva a no buscar una habilidad técnica específica y compleja en el nombre del ejercicio (hablaremos en otros post de este asunto, el cual me parece importante). Una habilidad técnica siempre es necesaria, pero cuando realizamos ejercicios generales ésta se debería basar en movimientos articulares que no requieran de una gran complejidad del gesto y que actúen como mediadores para conseguir las adaptaciones físicas deseadas. Por este motivo podría considerarse que no existe el ejercicio específico.

La mejora en la fuerza, resistencia, movilidad…son adaptaciones generales del cuerpo humano que mejorarán el rendimiento en las diferentes actividades que realicemos. El objetivo es general para el ejercicio. Pero la técnica requerida en los diferentes gestos de la recreación, per se, es específica de la tarea en cuestión y mejora al ejecutarse los gestos de forma idéntica.

Volvamos a mi caso en particular. Cuando realizo ejercicio no intento imitar ningún gesto de snowboard, no hago ejercicios que imiten una situación en las pistas de esquí, y no lo hago porque ni me ayudan en el gesto deportivo (ya analizaremos en otros post el tema de la especificidad del gesto) ni me ayudan a crear una situación óptima para que pueda estimular mi musculatura de la forma más eficaz, eficiente ni segura. Por lo tanto, los inventos los aparto de mi entrenamiento de la fuerza y busco crear una situación progresiva y segura que me permita ganar fuerza y no lesionarme. Evidentemente intento trabajar todos aquellas zonas corporales y grupos musculares que necesito en mi actividad recreativa. Esto es para mi funcionalidad. Por este motivo no hago este tipo de "ejercicios funcionales" que imiten gestos para mi, ni todo el equipo de entrenadores de Slow Training lo hacemos para nuestros clientes.
Luego, cuando estoy en pistas, utilizo parte de mi tiempo trabajando aspectos técnicos específicos del snowboard, de la misma forma que hace magistralmente mi amiga Lourdes Capdevila con el esquí. No hago el "cenutrio" bajando a tope y por encima de mis posibilidades en las pistas poniendo en riesgo mi salud y la de los demás como, por desgracia, estoy acostumbrado a ver.

Reto a cualquier entrenador que prepare a una persona que no sepa snowboard con entrenamientos funcionales que incluyan gestos imitando dicha actividad en la sala de fitness y que luego suba conmigo a pistas.

4- El ejercicio es principalmente FÍSICO. La recreación es marcadamente MENTAL

Aunque puedan encontrarse diferentes aspectos mentales e intelectuales en la realización de ejercicio, como pueden ser la motivación y concentración para lograr la intensidad deseada, el aprendizaje de los movimientos en los diferentes ejercicios, así como los evidentes beneficios de tipo psicológico y anímico relacionados con el ejercicio, la principal razón y los objetivos prioritarios del ejercicio son esencialmente físicos. Sin este objetivo físico principal, el ejercicio no tiene razón de realizarse.

La recreación tiene como principal objetivo el mental, ante los otros posibles beneficios (y riesgos) físicos.

La gente realiza actividades recreativas que le llenen, que provoquen satisfacción y momentos placenteros, aunque muchas de ellas necesitan de una necesaria condición física para disfrutarla, además de una habilidad técnica adquirida con horas de práctica.

Esta es la razón por la que no pienso en el snowboard cuando realizo ejercicio, simplemente me concentro en estimular mi musculatura de la forma más segura posible. Y esta es la razón por la que cuando realizo snowboard disfruto de mi actividad, entre otras cosas porque mi condición física está más optimizada.

5- El Ejercicio NO es DIVERTIDO. La recreación es DIVERTIDA.

Si el ejercicio se realiza en las condiciones que se deberían para ofrecer el adecuado estímulo y seguridad, éste no debería ser divertido. No se supone que realizamos el ejercicio para divertirnos. Lavarnos los dientes no es divertido, pero en cierto modo es necesario para la salud de nuestra boca. Realizar ejercicio, o lo que nosotros entendemos como el IDEAL de EJERCICIO, no es divertido, pero es necesario para mejorar la condición física de forma efectiva, eficiente y segura. Os puedo asegurar que cada vez que entreno no me divierto, ya que un entreno realmente eficaz no es divertido, es simplemente productivo.



Si el ejercicio es divertido, algo debe hacernos sospechar de que no se está haciendo de forma óptima para conseguir lo efectos que buscamos en la mejora física (efectividad, eficiencia y seguridad).

Entendemos que el sector y la industria en general del ejercicio busca la diversión para poder captar y fidelizar a muchos de sus clientes, pero...¿nos alejamos de las condiciones ideales de ejercicio y fluctuamos en el continuo hacia la RECREACIÓN?.

La recreación se supone que es divertida. La diversión, entretenimiento y dejar el estrés mental del trabajo y otras obligaciones es el principal objetivo de la recreación. Como hemos comentado anteriormente, la recreación es primordialmente mental.
 

Evidentemente que existen otros requerimientos en la recreación que debemos de conocer al practicarla. Esto nos lleva a preguntarnos...¿somos conscientes de los riesgos y daños relativos a la actividad recreacional que escogemos? ¿Los aceptamos?

Y los gimnasios actuales no tienen ninguna intención de educar al cliente en este aspecto. Mezclan el Fitness con la recreación para endulzar la realidad y permitirle al instinto que marque su plan, aunque este se aleje de un objetivo productivo y seguro.

En Slow Training tenemos claro que hemos de separar el ejercicio de la recreación. Que ofrecemos, a pesar de perder potenciales clientes, un ejercicio productivo y seguro, aunque no sea divertido. NO encontrarás actividades recreativas ni diversión porque no es nuestro objetivo. A cambio, podrás encontrar una forma eficaz, eficiente y segura de mejorar la salud y condición física con sólo 1 o 2 sesiones de 30 minutos semanales. Y verás como no sólo mejorarás tu salud sino que disfrutarás más de tus actividades recreativas cuando estés fuera del gym.
 

Comparte: