7 ERRORES CLAVE AL APUNTARSE A UN GYM

25 Septiembre 2019

7 ERRORES CLAVE AL APUNTARSE A UN GYM

LOS 7 ERRORES BÁSICOS QUE NO TE PERMITEN MEJORAR TU FUERZA.

Te apuntas al gym pensando que necesitas un cambio en tu vida. Eres consciente que mejorar tu Fuerza y Condición Física te ayudarán en tu calidad de vida, tu estética corporal y tu desempeño físico,... pero una vez en el gimnasio te sientes perdid@, la sala de pesas te parece un lugar incómodo lleno de gente que te acompleja...y decides hacer un poquito de cinta/bici viendo Netflix o escoges una clase dirigida que te divierta....
Lo haces durante un tiempo, hasta que te desmotivas, nos ves los resultados que deseas y dejas de ir, aunque sigues pagando con la intención de volver...hasta que te borras. 
 

Puedes llegar a pensar que el entrenamiento de Fuerza no es para ti y solo está reservado para los más adictos al gym...pero estás de suerte, eso no es verdad.

Te voy a explicar 7 errores que cometemos al apuntarnos a un gym y no permiten que mejore tu fuerza:

1- Pagar por una instalación y NO por un programa. 
2- Inscribirse por precio y NO por valor.
3- Apuntarse para hacer relaciones sociales.
4- Creer que una rutina te enseñará a entrenar.
5- Mover peso y contar repeticiones sin sentido.
6- No registrar datos ni progresión.
7- No ser constante.


Vamos a analizarlos:

1- PAGAR POR UNA INSTALACIÓN Y NO POR UN PROGRAMA

La gran mayoría de personas no sois profesionales del Ejercicio ni practicantes súper motivados, sino personas con otras inquietudes, aunque conscientes que una mejor Condición Física y una musculatura más fuerte os ayudará a mejorar vuestra calidad de vida. Pero no queréis vivir para entrenar, más bien queréis entrenar para vivir.
En cambio, al inscribirse a centros de Fitness, se paga por cuotas mensuales que ofrecen muchas actividades incluidas, pero normalmente sin un plan ni un programa personalizado que nos enseñe estratégicamente cómo, cuánto y con que frecuencia y progresión entrenar.
Cuando te inscribas a un gym y no seas un profesional del sector ni un adicto al Fitness, deberías tener clara una estrategia para ponerte en forma. No pensar en cuotas mensuales, sino en programas que integren instalaciones con formación y enseñanza personalizada que te enseñe a entrenar y a sentir tu cuerpo.
 
NO TE DEJES DESLUMBRAR POR LAS INSTALACIONES Y ACTIVIDADES 

entrenamiento personalizado slowtraining


2- INSCRIBIRSE POR PRECIO, NO POR VALOR

Ya conoces la frase; "lo barato te puede salir caro". No es cuestión de buscar el centro más caro y elitista de la ciudad. Se trata de dar valor a un equilibrio entre lo que necesitas y lo que te ofrecen.
En relación al punto anterior, es evidente que no será lo mismo que ya sepas lo que debes hacer, estés supermotivado y sólo necesites un lugar con mucha maquinaria, clases y actividades y que puedas socializar, que buscar un lugar que te enseñe a entrenar, que no esté masificado y que te ofrezca entrenamiento personalizado e individualizado. 
Si te inscribes por precio, pero necesitas valor y asesoramiento, es muy posible que te encuentres sólo y acabes por abandonar, lo que te habrá salido caro (o carísimo si te lesionas).
 

Precio y valor son conceptos diferentes. Quien busca lo primero sin considerar lo segundo es posible que nunca encuentre los resultados que busca.

3- APUNTARSE PARA HACER RELACIONES SOCIALES

No estoy diciendo que inscribirse para relacionarse sea malo y no recomendable para otros propósitos. Los gimnasios no dejan de ser el "bar del siglo XXI", pero desde el punto de vista de mejorar la Fuerza y la Condición Física de forma eficaz, eficiente y segura se puede convertir en un problema y un freno.

Todavía recuerdo cuando en el gimnasio que dirigía hace 20 años tenía clientes sentados en la máquina de abductores leyendo el diario... cultural Fitness le llamaba.

A día de hoy en SLOWTRAINING esto es imposible de ver. Nuestros clientes vienen a entrenar. Necesitan estar concentrados en su musculatura, con la temperatura adecuada, sin música estridente y fatigando el músculo sin distracciones. 

No tener claro que el tiempo de entrenamiento de Fuerza requiere generar el estímulo óptimo, sin recrearse y con máxima concentración puede llevarnos a perder un valioso tiempo y en incrementar el riesgo de lesión.

Y sí, no es sólo posible mejorar tu Fuerza y Condición Física con 1 o 2 sesiones de 30 minutos semanales, o incluso menos, sino que entrenar con una elevada intensidad y densidad puede mejorar tu estado de forma como nunca antes has imaginado. Pero para ello debes utilizar tu tiempo de entrenamiento para ello (entrenar) y dejar las relaciones sociales para el resto del día (que no es poco).

Esta es la razón de nuestro slogan;
"no añadas minutos a tu entrenamiento, añade entrenamiento a tus minutos"

4- CREER QUE UNA RUTINA TE ENSEÑARÁ A ENTRENAR

Me apena escuchar muy a menudo que el trabajo de fuerza, especialmente con máquinas o peso libre, es aburrido.
Algo falla en el proceso de enseñanza y aprendizaje en relación al entrenamiento de Fuerza.
El resultado de los 3 puntos anteriores nos lleva a este punto. 
Si buscas ahorrarte dinero y tiempo para que te enseñen cómo entrenar la fuerza en manos de un buen profesional, apuntándote por precio/instalaciones a una macro-instalación o un gimnasio "lowcost", te encontrarás que el profesional de la sala de Fitness, por norma general y si lo hay (ya que en la mayoría de lugares ha desaparecido), no podrá prestarte la suficiente atención, te enseñará una rutina "personalizada" (por el hecho de poner tu nombre en ella) y te dejará con las 3 series de 10-15 repeticiones convencionales.

Por desgracia, un papel no te enseñará a entrenar.

Necesitarás un proceso de aprendizaje mucho más personalizado y con una metodología clara.

Cuando aprendes cómo entrenar todo cambia, pero tendrás que dejar tu antigua rutina atrás y olvidarte de contar repeticiones preestablecidas.

El problema no es que el entrenamiento de Fuerza sea aburrido y que no veas resultados a pesar de estar 3 horas semanales en la sala de pesas. El problema es que debes cambiar el enfoque sobre cómo entrenar la Fuerza. Cualquier persona tiene potencial para mejorar su Condición Física y reforzar su musculatura. Simplemente debes aprender cómo hacerlo y de qué forma los adaptas a tus necesidades y capacidades físicas actuales...y te prometo que no te llevará más de 30 minutos 1 o 2 veces a la semana conseguirlo.

saber entrenar

5- MOVER PESO Y CONTAR REPETICIONES SIN SENTIDO

El punto anterior nos lleva a este.
Entrenar la fuerza no se trata de mover peso y contar repeticiones sin sentido, se trata de estimular la musculatura para que ésta se haga más fuerte y resistente.
Las adaptaciones que buscas están dentro de tu cuerpo, las repeticiones y el peso son un buen indicador siempre y cuando están directamente relacionadas con un estímulo interno...y por desgracia eso pasa poco.

UTILIZA EL PESO PARA ESTIMULAR EL MÚSCULO Y NO EL MÚSCULO PARA MOVER EL PESO

No somos levantadores de peso, utilizamos un peso controlado para ofrecer una adecuada estimulación al músculo, NO TE EQUIVOQUES EN TU ENFOQUE.
 

6- NO REGISTRAR DATOS NI PROGRESIÓN

Todavía me sorprende cómo muchos entrenadores no toman nota detallada de los datos del entrenamiento.
En el entrenamiento de fuerza es clave saber los registros de carga, tiempo de trabajo en cada serie, repeticiones, ajustes de la máquina o material utilizado, ejercicios realizados, frecuencia entre entrenamientos, tiempo total de sesión, densidad,...
Necesito tener datos para poder ver la evolución y poder modificar lo que considere necesario.

Yo mismo he cometido ese fallo durante años...
¡como podía estar tan ciego!

Las sensaciones están bien y pueden anotarse, pero necesitamos métricas y datos para poder, no sólo ver y demostrar las mejoras, sino para ir adaptando los entrenamientos conforme evolucionamos.

No es de extrañar tal cantidad de abandono en los programas de Fuerza.

¡La gente quiere ver resultados!

evolución resultados fitness

7- CONSTANCIA

Todo lo demás no sirve de mucho si no eres capaz de seguir este último punto.

Trabajar la Fuerza y le mejora de tu Condición Física General es una carrera de fondo. Debes entender el Ejercicio como una vacuna. Cada vez que entrenas te debilitas (la vacuna te inocula una pequeña cantidad de enfermedad), pero con la dosis adecuada y controlada, dejas que tu cuerpo se adapte y se haga más fuerte. 

EL ENTRENAMIENTO TE DEBILITA... ES LA RESPUESTA CORPORAL A DICHO ENTRENAMIENTO LA QUE TE HACE FUERTE.

Me encanta la analogía de Doug McGuff (en su libro Body by Science)...

Cada vez que entrenas haces un agujero en el suelo, aunque tu objetivo es construir un muro. Pero si el agujero es el adecuado (dosis óptima) y le das tiempo para recuperarse, el cuerpo no sólo pone tierra para taparlo, sino que añade un poco más que antes y desarrolla un pequeño montículo. Una vez creado dicho montículo (recuperación al entrenamiento) es cuando debes entrenar para volver a realizar un agujero, el cuerpo volverá a taparlo, y cada vez tendrás un montículo mayor...y si eres constante tendrás un muro.

Si realizas un agujero pequeño, demasiado grande y/o vuelves a realizar el agujero sin dejar que el montículo aparezca, es posible que acabes con un foso en lugar de un muro.

Los clientes que más han mejorado han sido aquellos que han sido constantes. 

Piensa en ello, tienes 52 semanas para construir tu muro. Y lo harás semana a semana.

En SLOWTRAINING trabajamos intensamente para evitar estos 7 errores.

¿TE ATREVES A PROBAR?

prueba



Comparte: